Una leyenda de la India nos cuenta de un ratón que le tenía terror a los gatos hasta que un mago aceptó transformarlo en gato. Eso resolvió su temor… hasta que se encontró con un perro, así que el mago lo convirtió en perro. El ratón convertido en gato convertido en perro se sintió contento hasta toparse con un tigre… de modo que, otra vez, el mago lo convirtió en aquello que lo atemorizaba.

Pero cuando el tigre se le presentó con la queja de que se encontró con un cazador, se negó a ayudarlo… “te convertiré nuevamente en ratón, porque aunque tienes cuerpo de tigre, tu corazón sigue siendo de ratón”.

Moraleja: La valentía surge de lo que somos. Los apoyos externos pueden sustentar temporalmente. Pero solo el carácter interno crea valentía.

Anuncios