Es la leyenda de una carpa que vio la cima de una montaña y decidió que iba a alcanzarla.

Nadó río arriba, escalando rápidos y cascadas sin dejar que nada le apartase de su camino.

Cuando alcanzó la cima allí estaba la mítica «Puerta del Dragón»

y cuando saltó por encima de ella se convirtió en un dragón.

Los samurais del Periodo Muromachi deseaban lograr tener su valentía.

Se cree que varias cascadas y cataratas en China son la ubicación de la «Puerta del Dragón».

El Huang Ho (Río Amarillo) cruza a través de China, para poder llegar a su origen,

una carpa tiene que nadar hacia un valle de rápidos conocido como Longmen,

que pasa a través de la Montaña Jishishan (en la profundidad de las Montañas Kunlun).

Tal como cuenta la leyenda si la carpa logra subir las Longmen Falls (y cruzar la Puerta del Dragón),

se puede transformar en un dragón.

Esta leyenda se usa como una alegoría del empuje y esfuerzo necesarios para superar

los obstáculos y lograr el éxito humano en la vida.

Las pinturas que ofrecen la carpa de Koi, por lo tanto,

se consideran simbólicas de buena fortuna en negocio o vida académica.

Más generalmente asociado a la perseverancia ante la adversidad (fortaleza)

y fuerza del propósito (persistencia), también símbolo de paciencia y longevidad.

NISHIKIGOI (PEZ KOI) O CARPA COLOREADA

Los kois (del japonés Koi 鯉, “carpa”, cuyo homónimo también significa “amor” o “afecto”)

son variedades ornamentales domésticas de la carpa común.

Se cree que son originarias de Asia oriental, desde Arial hasta el mar Caspio.

El cultivo de las carpas ornamentales floreció en China

durante la Dinastía Qing y en Japón con la Era Yayoi.

Existen más de 100 variedades, y debido a su increíble colorido y espectacularidad

se los conoce como “joyas vivientes”.

Son peces de gran tamaño, resistentes y longevos,

que llegan a hacerse muy mansos y a reconocer a sus dueños.

Como tipos de carpas más conocidas, tenemos la Higoi (carpa roja),

la Magoi (carpa negra) y la Nishikigoi (carpa multicolor).

Se cree que los koi traen buena suerte.

Los tatuajes irezumi (tatuaje en japonés) combinan en un dibujo sencillo

el uso meticuloso de áreas negras con la aplicación de colores intensos como el rojo,…

Los tatuajes irezumi reproducen temas tales como peces koi (carpa coloreada) nadando entre las olas,

dragones orientales, budas, samuráis y geishas, mascaras de kabuki y otras imágenes orientales.