1.-“Cuando tu mente colapsa, reíte, cantá, bailá, gritá. Dios es el mayor humorista”. OSHO

Cuando todo te agobia y amenaza con paralizarte, sacudí la energía, reíte incluso de tu frustración, y se produce un cambio rápido de percepción. la descarga a tierra del baile, es muy liberadora, el canto interrumpe el diálogo de la mente, la risa eleva el sistema inmunológico. Siempre el humor sana.

2.-“No busquen a Dios en los altares búsquenlo en el prójimo”  ESENIOS

Tal como están barajadas las religiones actualmente, no cumplen en nada con el termino literal, re-ligare, volver a unir, más bien separan, resisten, rechazan y matan, a quien tenga un concepto diferente de lo que uno cree en su mente absurda, que es la verdad. Medio planeta mata concretamente a la otra mitad, o con las armas, o con las palabras, con la violencia o con la indiferencia y el abuso. Nos seguimos creyendo religiosos por ir al templo y repetir de memoria una formulas, en forma epidérmica, que no modifican nuestra vida.  Nos engañamos creyendo que rezar un rato, y confesarnos una vez por semana, nos hace compensar el odio, o el rencor que destruyen cada célula del cuerpo. Es hora de ser reales, sinceros, y darnos cuenta de que hemos engañado al planeta, pero no podemos mentirnos más a nosotros mismos.  La divinidad es todo lo que es, no se limita a lugares o cosas, está en la piedra, en un vecino, en una mascota, en el árbol y además en los altares. Todo es uno, por lo tanto nosotros también somos nuestro prójimo y al amarlo a él, nos estamos amando a nosotros mismos.

3-“El secreto de la vida es “morir antes de morir” y ver que no hay muerte”.
Eckhart Tolle

Un ser que despierta, que se recrea, que solo usa la mente para recordarse a si mismo en su estado puro, verdadero, libre, trascendente, ya no tiene mas miedo al futuro ni dudas respecto a el, ni siquiera deseos de ser feliz porque ya lo es en este instante, no tiene nada que lograr porque ya lo es todo, no tiene nada ni nadie de quien esconderse, porque no ve nada ni nadie separado de sí o en conflicto con el momento presente.
Un ser así, no se identifica con su cuerpo y lo recrea mientras lo está utilizando en el momento actual. Y por sobre todo no le tiene miedo a la muerte, porque sabe que no puede morir.
Un ser así llega a un estado tan sublime, tan real, que solo vive y genera vida en cualquier plano y situación en la que se exprese y manifieste. Un ser así es lo que tu eres. El alma no gana ni pierde, no nace ni muere, no negocia ni manipula, no tiene miedo, no siente dolor o placer. El cuerpo si, el ego, la mente, están sujetas a esas características ajenas al alma. Si llegamos más rápidamente, a la comprensión del SER, la conciencia y la divinidad, que es nuestra condición natural, sin tiempo, sin pasado ni futuro, eternamente existiendo en el presente, podríamos observar con dicha a nuestro propio cuerpo, cumpliendo su rol divino en esta película, realizando ejercicios a cada instante que lejos de sumirlo más en la amnesia, le permitan, acercarse aquí y ahora a la verdad, única, inalterable y divina. El verdadero SER  no puede ser calificado, es ilimitado, no tiene fin, y por lo tanto no puede ser identificado con la personalidad o el ego limitado por la creación mental, el sentido del “pequeño yo”, de nuestro estado de sueño o vigilia.

4-“La religión que un hombre profe­se, o la raza importan poco; lo real importante es que los hombres co­nozcan el plan Divino, que es la evolución. Una vez que el hombre lo reconoce, se identifica con sus designios y trabaja para él, es tan glorioso como bello y permanece al lado de Dios, firme para el bien, resistente contra el mal, trabajando para la evolución y no por egoísmo”. Krishnamurti.

Nunca nos dicen “tenés que entender quién sos, tenés que descubrir para qué estás aquí, tenés que hacer lo que viniste a hacer, tenés que ser feliz”.
Somos seres humanos, somos seres divinos, estamos en el planeta para un destino de gloria. La única religión es la del amor.

5- “Uno mismo hace el mal, uno mismo lo sufre; uno mismo se aparta del mal, uno mismo se purifica. Pureza e impureza son cosas de uno mismo, nadie puede purificar a otro.” Buda
Todo es uno y  la realidad física es literalmente un espejo nuestro. Todo vuelve multiplicado, porque siempre fuimos nosotros en otros cuerpos. Por lo tanto cuando amamos, nos estaremos amando a nosotros mismos. En la no separación reside el secreto de la bienaventuranza.

6-“Cuando bebas el agua, recuerda la fuente”. Proverbio chino

La fuente es el amor incondicional que todo lo abarca, estar en contacto con la fuente es vivir siendo quienes somos. Amor en estado puro, seres divinos viviendo la experiencia de ser humanos.

7-“Cuando la mente está completamente silenciosa, tanto en los niveles superficiales como en los profundos; lo desconocido, lo inconmensurable, se revela”. Krishnamurti

Cuando el parloteo mental cesa, aparece aquello que yacía tan profundo que a penas lo percibíamos, esa esencia se revela y aparece el yo real que en verdad somos.

8-“La religión de todos los hombres debe ser la de creer en sí mismos”. Krishnamurti

Una persona que ama, es religiosa de la vida, no de una religión en particular. El término Re-ligare significa volver a unir. Sai Baba dice: “La única religión es la del amor” el amor es nuestra esencia

9-Busca en tu interior la respuesta para tranquilizarte, tu eres el reflejo de lo que piensas a diario. Deja de pensar mal de ti mismo y se tu mejor amigo siempre” Aristóteles

Quedarse muy calmo e ir hacia el interior, nos ayuda a ser conscientes de nuestros pensamientos y a su vez hacernos responsables sobre aquello que atraemos en la vida, los pensamientos de amor vibran alto y atraen igual vibración a nuestras vidas, lo mismo pasa con los pensamientos que vibran en bajas frecuencias. Muchas veces adoptamos ideas que no son nuestras sino de otros acerca de nosotros, ahora podemos cambiar y elegir a conciencia aquellos pensamientos que nos acerquen más a la verdadera esencia que somos, amor incondicional.

10- “Ser desapegados no significa que no podamos disfrutar nada o no podamos disfrutar estar con alguien. Mas bien, se refiere al hecho de que aferrarnos fuertemente a algo o a alguien, nos causa problemas. Nos volvemos dependientes de ese objeto o persona y pensamos, “Si lo pierdo, o nunca lo obtengo, entonces seré miserable”. El desapego significa: ”Si obtengo la comida que me gusta, qué bueno; si no la obtengo, está bien. No es el fin del mundo”. No hay apego o aferramiento.” Dalai Lama.

Practicar esta actitud en la vida y hacernos conscientes que el apego acarrea sufrimiento, nos libera de la falsa creencia de que las cosas externas nos pertenecen y producen nuestra felicidad