En una ciudad pequeña un grupo de personas se divertía con alguien a quien consideraban un idiota de un pueblo cercano. Lo creían un pobre infeliz, de poca inteligencia, que vivía de pequeñas changas y limosnas.Todos los días llamaban al hombre al bar donde se reunían  y le ofrecían elegir entre dos monedas :  una grande en tamaño, de 20 pesos y otra más chica , pero de 100 pesos.  El siempre escogía la más grande y menos valiosa, lo que era motivo de risa para todos.Cierto día , uno de los miembros del grupo lo llamó y le preguntó si todavía no  había  percibido que la moneda más grande valía menos.“ ¡ Claro que sé, no soy tan bobo ” , respondió. “ Vale cinco veces menos , pero el día que escoja la otra,  el jueguito se acabará y no ganaré más mi  moneda de cada día.  Por una ambición  desmedida,  cortaría la fuente de ingresos.  ¿ Quiénes son los verdaderos idiotas de esta historia?Hizo una pausa y agregó: _ “Quién  parece idiota, no siempre lo es. A veces, es un placer para un hombre inteligente aparentar ser incapaz, delante de un idiota que se cree inteligente ” .Y concluyó: “Podemos estar bien, aún cuando otros  no tengan una buena opinión sobre nosotros. Lo que importa es lo que realmente somos ” .
Anuncios